Transporte

¿Cómo transportamos nuestro equipo de pesca?

  • Fundas: son empleadas para el transporte de los fusiles y aletas. En el caso de las fundas de fusiles nos fijaremos en los cierres por cremallera o superiores y en los compartimentos o separaciones interiores, buscando que nos sea útil acorde a nuestros fusiles. En cambio, si empleamos fundas para las aletas, prestaremos especial atención al largo de la funda para que no asomen y queden acolchadas.
  • Bolsas estancas: en general, tienen como cometido principal el transporte de trajes y evitan las filtraciones tras la jornada de pesca. Su capacidad se mide en litros. De vez en cuando revisaremos la bolsa para asegurarnos de que el material no filtra líquidos.
  • Cubetas: se suelen comprar las cubetas de caucho por su gran resistencia a la rotura, sobre todo cuando colocamos los plomos en el fondo. Su uso general es colocar los plomos, el plegador, la boya, la linterna, los cuchillos, la máscara y el tubo, etc., procurando poner siempre lo más frágil arriba (la máscara). Además, si colocamos una cubeta bajo otra llena, ahorraremos espacio y podremos usarla para llenarla de pescado posteriormente o incluso colocar el traje una vez usado.
  • Cofre de transporte: son los empleados principalmente por submarinistas de buceo a botella y se emplean para transportar todo el equipo. Los pescadores submarinos podemos veremos su utilidad y nos valdremos de ellas cuando necesitamos hacer largos viajes (por ejemplo, en avión o en barco). Una talla individual adecuada es de 80 litros en adelante.

¿Cómo transportamos nuestras capturas?

Además de estos elementos de transporte, los peces capturados serán transportados, a ser posible, en neveras isotérmicas en las que pondremos hielos para conservar el pescado en óptimas condiciones. También podemos hacer uso de botellas de agua congeladas, bloques plásticos fríos, etc.