Pesca a la caída

La técnica de pesca a la caída consiste en caer lo más cerca posible del pez y realiza su captura, seleccionando la presa más grande posible y que no esté en época de reproducción.  Esta es la técnica de pesca más realizada los pescadores más novatos al iniciarse porque exige menos apnea, resulta más fácil y requiere menos habilidades de pesca.

¿A qué profundidad se realiza la pesca a la caída?

La profundidad de pesca a la caída es muy variable ya que se realiza a diversas cotas, desde poco profundas a muy profundas, y depende de las condiciones del pescador.

¿Cómo realizaremos las aproximaciones en este tipo de pesca?

Los peces notan las vibraciones que generamos al bajar y nos identifican más como depredador cuanto más mostremos nuestro cuerpo. Por otro lado, cuando el pez mira hacia el frente (unos 180º), no ve hacia atrás, salvo que sea una especie que pueda vez 360º, por lo que aprovecharemos los ángulos por los que no podamos ser vistos y la orografía del fondo marino que pueda absorber nuestras vibraciones. Una caída limpia y sigilosa, saber dejar de aletear, no hacer movimientos bruscos , juntar las aletas y el fusil, serán detalles fundamentales para una buena caída y tener posibilidades de captura.

¿Cómo deben ser los movimientos cerca de la presa 

Una vez cerca del pez, según su comportamiento, valoraremos la velocidad con la que moveremos el fusil (por lo general lenta) y lo dirigiremos anticipando la trayectoria de la varilla al movimiento de pez. Puntualmente, habrá especies de peces que resulten atraídos por el movimiento de la varilla del fusil.

¿Qué tipo de fusil se emplea a la caída?

El fusil empleado irá acorde a la presa a capturar. Para peces pequeños se usan fusiles más cortos y menos potentes. En cambio, con presas mayores, emplearemos fusiles configurados para tener más pegada.

¿Qué aletas son las más cómodas para la pesca a la caída?

La pesca a la caída requiere movimientos lentos y suaves, por lo que la configuración de las aletas será acorde a la profundidad de pesca. En este caso, nos dejaremos asesorar por expertos, artesanos y vendedores.

¿Qué traje se emplea en la pesca a la caída?

Según el fondo y la presencia de termoclinas (capa de agua con donde cambia brúscamente la temperatura del agua), optaremos por diversos trajes. Como sabemos, el frío acorta la apnea ya que sube nuestras pulsaciones. El traje debe ser acorde a la temperatura del fondo. En este caso, será conveniente dejarnos asesorar por vendedores de las tiendas y pescasubs expertos.

¿Se trata de una técnica efectiva?

Se trata de una técnica en la que las condiciones del mar y meteorológicas resultan determinantes, por lo que no se puede hablar de una clara efectividad. Es una técnica en la que varía mucho el resultado. Según el momento del día, los peces pueden espantarse más o estar más a la defensiva (sobre todo por la mañana y tras una noche de luna llena en la que han sufrido ataques), por lo que el pescador puede tener una mala o buena jornada de pesca. Recordemos que el fenómeno de refracción de la luz puede jugar una mala pasada cuando apuntamos para disparar. En general, por la tarde los peces suelen estar más tranquilos, por lo que si somos novatos nos será más fácil pescar por la tarde y asegurar los resultados.

¿Cuál puede ser la causa por la que la presa guarde más distancia o huya?

En principio conviene reflexionar acerca de las capturas que hagamos para hacer de ello “ciencia” y no casualidad. Debemos fijarnos en detalles como la corriente porque con la corriente a favor la onda es transmitida mejor hacia la presa. Otro detalle puede ser la presencia de otras especies “delatoras” delante del agujero que alerten de nuestra presencia. La velocidad de aproximación y los movimientos que hagamos con el fusil determinarán la distancia que guarde la presa.

Técnica de la «foglia morta» u hoja muerta.

Si la pesca a la caída en sí no está funcionando, siempre podemos realizar la técnica de la «foglia morta» u «hoja muerta» que consiste en dejarse caer lentamente con el fusil recogido. Esta técnica desconcierta a los peces que no nos identifican como depredador, ya que disimulamos nuestra trayectoria y no la pueden anticipar. Abrir las aletas ligeramente ayuda a decelerar nuestro descenso y asustará menos a las presas.

Cressi Apnea, STEFANO BELLANI (visualizar 00:16:44)

¿Qué preparación física requiere este tipo de pesca?

Esta técnica requiere una buena caída vertical sigilosa, movimientos suaves y una apnea acorde al fondo y dificultad de la captura. En principio, dado que será una pesca que realizaremos sobre todo en nuestros inicios, la mejora vendrá yendo a pescar. Podremos complementar con ejercicios de apnea dinámica, otros deportes complementarios y ejercicios de apnea en seco.

¿Qué riesgos tiene la pesca a la caída?

Los riesgos son bajos pero no inexistentes, ya que realizamos una actividad de riesgo. Si bajamos muy rápido y no compensamos bien, el riesgo de sufrir una lesión de oído aumentará (recordemos que para subir no se compensa). Tampoco forzaremos el tiempo de inmersión para no llevarnos un susto. Si queremos estar tranquilos, colocaremos un carrete en el fusil con el fin de no correr el riesgo de que una presa nos hunda ya que abriremos el carrete y dejaremos que la presa corra si es preciso. En caso de sufrir un hundimiento, bastará con soltar el lastre que nos ayudará a retomar la superficie con facilidad, aportándonos flotabilidad positiva.